Flan de huevo tradicional (manchando lo mínimo :-)

Para mi el flan de huevo tiene que ser suave y con un ligero aroma a canela y limón. Están ricos los que llevan leche condensada, pero para mi eso entra en la receta del quesillo.

Tiempo de realización: 90 minutos, hasta que lo puedes comer: 6 horas (hay también una forma de hacerlo express con la olla a presión)

Un flan para 5 o 6 raciones (si te gusta mucho como a mi, 5 bien cargadas 😉 lleva solo:

  • Un poco de azúcar (80 gr.) para el caramelo y una cucharilla de agua (si lo compras hecho la mejor marca es Royal, sin duda)
  • 650 ml. de leche (puede ser semi o entera)
  • 4 huevos medianos
  • 3 cucharadas grandes de azúcar (la regla clásica es tantas cucharadas como huevos, pero cada vez me gustan menos dulces)
  • Media rama de canela y un par de trozos de la cáscara (sin lo blanco) de un limón.
  • Una pizca de sal

El título de esta entrada viene por el hecho de que cada vez optimizo el número de utensilios que uso. Básicamente, además del horno, un cazo pequeño (no una sartén que es más peligroso) para el caramelo y para infusionar la leche y una jarra con boquilla para verter la mezcla en los moldes (o en el molde grande)

  • Poner el azúcar y el poco de agua en una cazo y calentar a fuego medio hasta que tome un color dorado.
  • Cuando el caramelo tiene el color dorado (no muy quemado) lo vertemos a los moldes individuales o una flanera mediana y también reservamos poniéndolo en la nevera para que se cuaje un poco más (el caramelo alcanza una altísima temperatura, pero es capaz de enfrarse en la nevera en cuestión de pocos minutos).
  • Podemos poner ya los moldes en una bandaja que luego llenaremos de agua
  • En el mismo cazo que hemos hecho el caramelo, ahora ponemos la leche a infusionar con la canela y las cáscaras del limón. Sin dejar que hierva para que no se formen burbujas y grumos. Una vez caliente lo retiramos y dejamos que enfríe un poco.
  • En este punto ponemos el horno a precalentar a 170º C
  • Ahora batimos los huevos en la jarra con boquilla con las cucharadas de azúcar. No hay que batirlo demasiado para evitar las burbujas (si no introducimos aire queda todo más fino). Añadir también una pizca de sal.
  • Añadimos la leche infusionada anteriormente, poco a poco, a la mezcla de los huevos y el azúcar.
  • Aún no hemos retirado la canela y el limón, queda el momento de verter en los moldes toda la mezcla desde la jarra, con ayuda de un colador (para que todo quede limpio y fino el colador debe tener los agujeros muy pequeños). A la hora de verter, si el caramelo no está muy cuajado, podemos ayudarnos de una cuchara al revés para que el líquido rompa antes de llegar al fondo.
  • Ponemos los moldes en una bandeja (si no lo hicimos antes al ponerlo en la nevera) a la que le añadiremos agua caliente hasta la mitad más o menos.
  • Tapamos los moldes con papel de aluminio (no hace falta que sea de forma individual, puede ser un trozo lo sificiente grande para que cubra todos los moldes)
  • Metemos todo en el horno con cuidado con el agua (podemos verter el agua cuando ya esté en el horno utilizando la misma jarra, para mayor seguridad)
  • Hornear con calor arriba y abajo durante 60 minutos a 170º C. Podemos comprobar que está hecho hundiendo un cuchillo para ver si sale limpio.
  • Cuando sacamos los flanes ponerle un poco de film en contacto con la superficie para que no se reseque en la nevera la cubierta.
  • Dejar que se tiemplen
  • Poner en la nevera al menos 5 horas.

Para el próximo probaré el flan japonés que está de moda.

Molde con caramelo

Esta entrada ha sido leída 174veces

Etiquetado en: , ,

Un pensamiento sobre “Flan de huevo tradicional (manchando lo mínimo :-)

  1. Pingback: Natillas caseras – goodsano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *